Claves para la inserción laboral para personas en situación de discapacidad

discapacidad

Claves para la inserción laboral para personas en situación de discapacidad

Para seguir corrigiendo los desequilibrios que perjudican a los candidatos con algún tipo de discapacidad, las empresas pueden implementar una serie de medidas.

El acceso a un empleo es una de las mejores maneras de conseguir cierto nivel de autonomía para las personas con discapacidad. Estos profesionales se sienten útiles y ganan en confianza para mejorar en otros aspectos de su vida social.

Las empresas son uno de los principales agentes sociales implicados en esta tarea, por cuanto son las que gestionan directamente la empleabilidad de las personas con discapacidad. Un desafío notable pero que resulta más asequible cuando se siguen una serie de pasos clave.

  1. Instalaciones más accesibles

El INE muestra que el 55% de las personas con discapacidad sufren algún tipo de limitación física. Esto significa que muchos trabajadores pueden encontrarse a diario con obstáculos estructurales como escaleras y otras barreras arquitectónicas. Las empresas pueden facilitar el día a día de estos empleados instalando rampas, adaptando los aseos, habilitando plazas de aparcamiento reservadas o introduciendo más sistemas de control remoto.

  1. Comunicación más fluida y privada

La mayoría de personas con discapacidad no tiene ningún problema en comentar cuestiones relacionadas con su situación particular pero otras sí que se muestran más reservadas al respecto. Las empresas pueden habilitar canales de comunicación interna para que estos profesionales planteen sus sugerencias.

  1. La integración laboral de personas con discapacidad fomenta el respeto y la solidaridad

Un aspecto esencial para el éxito de cualquier programa de inclusión laboral de personas con discapacidad es el fomento de valores como el respeto o la solidaridad en la plantilla.

Los trabajadores deben comprometerse a facilitar la integración de su compañeros. La empresa debe disponer de planes formativos específicos y políticas de Recursos Humanos para reaccionar con rapidez ante situaciones poco éticas.

  1. La integración laboral de personas con discapacidad tiene ayudas

Las Administraciones Públicas ponen a disposición de las empresas una serie de incentivos fiscales por la contratación de personas con discapacidad. Los importes y las características de las desgravaciones varían en cada momento pero en 2019 es posible optar a bonificaciones en las cuotas a la Seguridad Social. También se han habilitado ayudas económicas para la adaptación de los espacios de trabajo.

  1. Compromiso a largo plazo de la dirección

La inserción laboral de los trabajadores con alguna discapacidad no puede ser una moda pasajera. Las empresas deben perseverar en esta línea en el futuro y para ello resulta fundamental que la dirección esté sinceramente comprometida con este objetivo. No puede ser la primera partida que sufra ajustes en momentos de dificultad.

Con informaciones de Senadis.

Leave a Comment

Your email address will not be published.